21 marzo 2008

Cierto parecido físico...

Mi primer libro de Tintín me lo regaló mi padre creo que a los diez años "La isla negra" y para mí fue el comienzo de una buena y larga amistad. No fuí capaz de guardar como recuerdo ese ejemplar porque no os podeis imaginar la cantidad de manos que lo sobaron, somos siete hermanos con sus respectivos amigos y conocidos, y antes acostumbrámos a pasarnos los tebeos hasta papirizarlos, pues entre otras cosas el poder adquisitivo de una familia numerosa en aquellos tiempos no era para echar coetes y uno esperaba al santo o a los reyes magos para conseguir el siguiente volumen.

Pero el caso no es dar la brasa por mi afición a devorar las viñetas, sino comentar que tengo el gusto de conocer a uno de los descendientes en carne y hueso de Allan Thompson, el personaje ficticio de las historietas de la serie, ¡no me digais que no tiene cierto parecido.

En la aventura "El cangrejo de las pinzas de oro" Allan es contramaestre del mercante Karaboudjan y está a las órdenes del capitán Haddock al que consigue mantenerlo bajo control gracias al whisky. Este malo malísimo se dedica al contrabando de opio a espaldas del capitán pero terminará siendo arrestado junto a sus compinches en Marruecos. Más adelante en otra aventura Allan aparecerá ascendido a capitán del barco Ramona y en su línea canalla traficando con esclavos, el mal nunca descansa..., que no es el caso de mi amigo que es buena persona y descansa siempre que puede, sobre todo en vacaciones ¡ehin!

No hay comentarios: