06 junio 2009

KOKO TAYLOR

Corría en el pasado siglo un día del año 82 cuando cuando estaba pasando el tiempo mirando vinilos en una tienda, actividad que hacía regularmente para entretenerme y enterarme pues no compraba por falta de pasta, cuando al voltear una portada leo en español:

Cantante de blues a voz en grito.
La intérprete de blues más vibrante, más animosa, más brutal y más violenta que hay por ahí.
Una voz con tanto poderío que es capaz de hacer temblar las paredes de una taberna llena de humo.
Una voz cortante como una navaja de afeitar capaz de sajar por la mitad a una multitud que grita y baila.
Una voz afilada por doce años en activo, cantando por todas partes, desde los más ínfimos bares de pueblo hasta gigantescos festivales al aire libre.
Una voz que ha devastado públicos en cinco giras europeas.
Una voz que le inyecta a cada nota esa gozosa y endurecida dejadez de Chicago.
Una voz que suena a grava atravesando un pantano, dejando asustadas a ranas y cangrejos de río. El aullido de una pantera en una noche oscura no es capaz de atemorizarla. Ella ya sabe a que suena.
La música de Koko es música de bar pura y descarada. Es perfecta para simplemente emborracharse y liberarse.
Es música capaz de llegarte muy hondo y sacudirte hasta sacarte de la más honda depresión y de hacerte después que te levantes a bailar, hasta caer rendido.
Cuando esa mujer con ese grupo y con ese terremoto de voz, te mete su rugido en los oídos, no sólo oyes ¡LO SIENTES!

Tenía en mis manos un doble LP editado por Compañía Fonográfica Española con dos títulos "Fron the heart of a woman" y "The earthshaker" de una tal Koko Taylor de la que "ni puñetera idea" pero después de esos comentarios, aunque fuesen de un incondicional o simple propaganda, habría que probar, así que rascándome el bolsillo adquirí el vinilo y desde ese día "quedé enganchado a una negra que hace blues"
¡La cantidad de vueltas que deben tener encima esos vinilos! pero todavía se mantienen en perfecto estado.
Mucho más tarde la red alivió mi cartera y pude verla y sentirla actuar... en vídeo, lástima del directo, pero vivir en provincias y con las arandelas contadas es lo que tiene...

Hoy me enteré que nos dejaste, descansa en paz...
"no creo que vaya a morir nunca el blues.

¡nosotros vamos a mantenerlo vivo!"

3 comentarios:

Grumete dijo...

Aprovechando que el día no estaba disponible para pedalear, actualizaste.

A ver si mañana hay suerte y podemos salir.

CARLOS DÍEZ dijo...

Me sumo al excelente recordatorio, y en su memoria escucho sus discos. Saludos colega. Carlos. Blues Syndicate

reverweb dijo...

D.E.P