20 julio 2009

JOHN MAYALL

Fui al concierto con Oscar y menos mal que no falló, porque como habíamos comprado las entradas en anticipado, no me imaginaba yo en la puerta diciendo ¡venga tío que te la dejo baratita, que me falló el colega! yo ya no tengo edad para la reventa...

Ya dentro me encontré con mis tres hermanos y un primo, si nos hubiésemos puesto de acuerdo seguro que nos hacían una rebaja por familia numerosa, y uno de ellos hizo el cálculo -la media de los que estamos aquí anda por los 47 tacos- dijo y se equivocó, y lo digo rotundamente, porque yo tengo mejor ojo para el cálculo de la edad por mis conocimientos, así que después de contar y observar, apliqué la fórmula del gran sabio matemático y astrónomo Cum O´fato (leer todo junto cumofato), sabio del que ya había oído hablar a un compañero cuando me dedicaba al estudio de la náutica en mi juventud, y que reencontré hace un par de años en un viejo libro titulado "5.000 recetas domésticas" que pillé en el mercado del libro viejo que se suele instalar en el paseo de La Alameda.


Este sabio Cum O´fato (leer todo junto cumofato) fue el que desarolló, entre otras muchas, la tesis que después se demostraría acertada de que dos y dos son cuatro, y entre otras muchas otra vez, desarrolló a través de complejos estudios una fórmula para realizar el cálculo de la edad en una situación de "cúmulo de personas", esto él lo escribe en latín, fórmula que yo no os voy a desvelar aquí pues este no es un blog científico, y que una vez introducidos los parámetros observados por este que os escribe y desarrollada la fórmula, resulta que el promedio de edad en el concierto de John Mayall que es lo que realmente nos importa, salía en la redonda cifra de 50 tacos.

En fin, que el señor John Mayall del que desconozco su edad, saltó al escenario cual chiquillo demostrando una frescura envidiable y desgranó su repertorio durante dos horas o así me pareció a mí , pero que se me hicieron cortitas. Muy bueno, bueno..., lástima no haberlo visto en mi juventud pero como no me defraudó me quedo con esta oportunidad.

El vídeo que cuelgo es mas bien un recuerdo del día, porque además de su pésima calidad la canción que gravé "Pretty woman" es la más aburrida de toda la noche, en fin, como no soy buen crítico sobre todo cuando hay algo que me gusta, me despido agradeciendo a John el haberme hecho pasar un buen rato con su blues, salud John...

No hay comentarios: